La reforma laboral o el diablo con pretensiones de Diablo.

Publicado: septiembre 9, 2019 en Formación Musical

Si por el trabajo de mierda que ofreces y el sueldo de mierda que pagas, demandas unos resultados profesionales óptimos, lícitos en otras épocas por las condiciones laborales, contractuales y salariales proporcionalmente más ajustadas y que gracias a las reformas laborales, la venta al por mayor de países de la mano de corrompidos sicarios políticos en nómina (que, o todos votamos o que “caudilleando” no se sabe que puta causa absurda, llegan al poder por el “convencimiento” de las armas subvencionadas por los mismos que tienen en nómina a políticos “democráticos”), y la consiguiente depauperación del mercado laboral neoliberal, han desaparecido completamente, estás en tu “derecho”, porque la coyuntura político-social y la realidad del podrido mercado laboral subyacente te conceden el lujo de demandar esos resultados profesionales, así como el de exigir el compromiso deontológico al profesional para obtenerlos, pero por favor, ni le pidas pasión, ni que le guste semejante basura, ni que esté dispuesto a enfocar toda su vida en tu proyecto de mierda, si, en ese mismo en el que ni tú crees, salvo por su rentabilidad a cualquier precio.

Cuando contratas a alguien, contratas su fuerza de trabajo, sus conocimientos y su deontología profesional pero no su alma ni su dignidad. Si por el trabajo de mierda que ofreces y el sueldo de mierda que ofreces, ambos en estrecha relación, ya que la bazofia del marketing empresarial de la alienación sistemática que utilizas para hacer atractivo el trabajo de mierda que ofreces y el sueldo de mierda que ofreces, obedece sola y exclusivamente a los beneficios que tú puedas adquirir enfocando los fines y desechando los medios, que es lo que haces realmente, otra cosa es lo que tú en tu proceso de autosugestión hayas imaginado hacer, obviando por completo la calidad de lo que produces, ergo las verdaderas capacidades y cualidades de los contratados, desde un prisma objetivo, ya sabemos que tus amigos y siervos siempre estarán en tu órbita más cercana, ¿cómo se puede ser tan repugnantemente sinvergüenza y psicópata de demandar al verdadero profesional, que te saca a ti y a tu sistema planetario de genuflexionantes las castañas del fuego, su alma?

Que el stablishment laboral te permita eso no quiere decir que te creas en el derecho de nada pedazo de imbécil, al igual que el mal profesional no puede demandar nada por su deplorable trabajo el mal empresario no debe emprender ni creerse en el derecho de montar absolutamente nada que no sea la nata, algo muy diferente, insisto, es que el sistema de mierda cree vendavales que favorezcan esas miserables coyunturas, pero haz el favor de no considerar tan gilipollas a los trabajadores a tu cargo, al menos no a todos, aunque las secciones sindicales te estén lamiendo el culo todo el día y traicionen por sistema a los que aseguran defender.

Si tu trabajo obvia la calidad haciendo énfasis en el beneficio, sin hipocresía y eufemismos de por medio, faltas el respeto al profesional que siempre será infinitamente más sabio que tú, si además te crees con derecho de comprar su alma, directamente le consideras una mierda, no te sorprendas después de los resultados o de las actitudes que puedas encontrar.

Luego se lamentan lacrimógenamente en este país de la baja productividad en relación a la superior cantidad de horas trabajadas en comparación con otros países del entorno, del compromiso de los trabajadores, mientras se lloran por los exponencialmente mejores resultados en otros ámbitos geográficos. Es como ir al campo con la típica y estúpida actitud de dominguero, esparcir toda tu basura sin miramientos, sin ningún tipo de empatía o concienciación por doquier, y a la vuelta de 10 años repitiendo el mismo procedimiento lamentarse amargamente de que el campo ha terminado siendo un estercolero mientras gritas “¡cochina” Humanidad!”, obviando conscientemente de que en esa porción de campo ha sido tu exclusiva actividad y la de tu absurda familia la que lo ha convertido en lo que hoy es. El que seas un estúpido, irracional y patético dominguero no implica que tengas el derecho a llenar de mierda el mundo y los demás la obligación de recogerla. El que seas un “empresario” de mierda no implica que los trabajadores deban evitarlo, quizá el tejido contratado no esté tan enfermo ni sea tan absolutamente mediocre como el tejido “contratador”, en un porcentaje muy elevado, este último, plagado de completos imbéciles incompetentes rebosantes de osadía.

Autodenominarse “emprendedor”, “empresario” y estupideces similares, adoptar el discurso del jefe que reza “pues si tan mal estás emprende tú tu empresa” en un Sistema donde unos empiezan la carrera de velocidad ya en la meta y tú a mil kilómetros de la salida, mientras viven en el absoluto convencimiento de lo igualitario del sistema de libre mercado, o creerse el Diablo de saldos comprador de almas de bazar, es la conditio sine qua nom para identificar, sin miedo a errar, al ente donde se dan todas las cualidades de aquel del que se afirma “es imposible ser más gilipollas”.

Pero no nos engañemos señoras y señores, hoy por hoy, es lo único que hay, es lo que permitimos. Lo más patético es que no descubro nada nuevo, sino que repito como un loro lo que llevan los ancestros repitiendo siglos. Es desalentador entender un bucle eterno donde lo único que cambia es la cantidad de basura acumulada y la tecnología necesaria para producirla, porque en cuanto al resto los procedimientos no han cambiado un ápice, bueno, ahora se es más «fisno», más cool, aunque la oratoria sea más miserable y chabacana.

frase-la-igualdad-en-la-riqueza-debe-consistir-en-que-ningun-ciudadano-sea-tan-opulento-que-pueda-jean-jacques-rousseau-148104

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s